Cuando Es Necesario Despedir Clientes Necios Para Que Tu Negocio Crezca!

Escribe un comentario
No todo tipo de clientes resulta sano para el éxito de un determinado negocio. Si hay ocasiones en que despedir a un cliente puede llegar a ser positivo para que este crezca o logre con mayor facilidad los objetivos planteados. En verdad lo creés? Le negarías tus servicios a alguien por necio?

Despedir Clientes Necios Para Que Tu Negocio Crezca

En lo personal no tengo dudas de que una de las mejores cosas que una pequeña empresa puede hacer es despedir a algunos de sus clientes que traen el mal ambiente, te roban tiempo valioso que podemos dedicar a atender a los mejores clientes y fidelizarlos, conseguir nuevos y seguir trabajando en la creación y ejecución de estrategias, etc.

No, no estamos locos en Estrategias para ventas y sé perfectamente como está la economía ahora mismo como para estar despidiendo clientes. También sé que es difícil decirle a un cliente que no quieres seguir haciendo negocios con él, como el algunos casos, a su debido tiempo tu negocio y posiblemente tu ex-cliente termine por agradecer tu decisión.

Despide A Tus Malos Clientes Como Estrategia Para Hacer Crecer Tu Negocio


Aunque pienses que estoy loco hay un montón de buenas razones para dejar ir a un cliente. Estoy seguro de que tienes o haz tenido clientes que te han sacado de tus límites, ya sea porque no paran de llamarte, porque nunca se dan por satisfechos, porque pagan Dios sabe cuando y muchísimas otras razones. ¿Cierto?

Sabes una cosa? Si tienes clientes así es por tu culpa.

Mira, la mayoría de los pequeños negocios cuando suena el teléfono o se presenta el cliente en la puerta diciendo que quiere contratar aceptan inmediatamente aunque ni siquiera estén seguros de cómo hacer lo que le piden. Es por eso que se llenan de clientes tóxicos y nunca llevan el negocio a otro nivel.

Una de las cosas más importantes que puedes hacer si quieres que tu negocio crezca es saber cómo quieres que sean tus mejores clientes y qué puedes hacer para que sean aún mejores. Luego céntrate en ellos y sólo en ellos ya que al final del día estos son más rentables y se constituyen en tus mejores promotores.

Empieza a decir no a aquellos clientes o trabajos que te traen de cabeza o no se ajustan a tus verdaderos objetivos. Enfócate y empieza a decir a todos: "Esto es lo que hacemos aquí" o nunca serás conocido por nada. Hay un refrán que reza: "El que mucho abarca poco aprieta" y se ajusta perfectamente a lo que intento mostrarte.

Decirle a un cliente que quizás tú no seas su mejor opción puede ser intimidante al principio pero créeme te estás haciendo un favor a ti mismo. Además, si lo refieres a alguien que pueda ayudarle ese cliente te lo agradecerá y puede ser que en un futuro regrese bajo tus condiciones.

Echa un vistazo a cómo luce tu cliente ideal y deja perseguir mariposas. Conviértete en un experto en un nicho de mercado estrecho y empezarás a ser rentable a pasos agigantados.

Lectura recomendada: Cómo atraer a tus mejores lectores y clientes.

Ahora espero tus comentarios y si tienes alguna historia que compartir sobre dejar de trabajar con un cliente para hacer crecer tu negocios, pues comparte tu testimonio.

También espero tu opinión, como el gran favor que nos haría al compartir esta pequeña publicación en tus redes sociales!

0 comentarios:

Publicar un comentario